Enfrentamiento CASUAL - 400 puntos - Aprendizaje (II)

Ir abajo

Enfrentamiento CASUAL - 400 puntos - Aprendizaje (II)

Mensaje por Arcoonte el Lun Feb 15 2016, 18:43



El Mon Calamari liderado por el Almirante Ackbar surgió de entre el polvo estelar. Mientras los motores resonaban el crucero de batalla Mark II se posicionaba a su zurda y la fragata torpedo aceleraba a plena potencia, preparando sus turboláseres frontales para el asalto.

Con dos escuadrones de Alas-X, liderados por el mismisimo Luke Skywalker y un Hwk-290 de apoyo, la flota rebelde se cernía sobre sus oponentes tomados por sorpresa... o quizá no?





Mientras el ajado Destructor Estelar, ahora propiedad de la facción pirata "Blood Skulls", se encontraba en el frontal de la flota, los sensores rebeldes se percataron del ardid.
Dos antiguos destructores clase Gladiador surgían de entre los asteroides del cuadrante oeste, dispuestos a apoyar a sus compañeros carroñeros.




Rápidamente el antiguo arma imperial desembarcó de sus hangares los maltrechos ties ahora modificados para los piratas. Hasta cuatro escuadrones de bombarderos planearon hasta colocarse en formación junto dos naves fácilmente reconocibles: el Esclavo 1 y el Castigador, a los mandos del mismísimo Boba Fett y Dengar, dos de los cazadores de recompensas más famosos de toda la galaxia, parecían dispuestos a colaborar en la batalla...





No hicieron falta negociaciones ni estúpida palabrería. El Torpedo rebelde se lanzó contra el antiguo destructor imperial disparando con toda su potencia de fuego mientras que el Mark II flanqueaba para colocarse entre él y los gladiadores que venían a su encuentro. El Mon Calamari, sin embargo, se mantenía en retaguardia, escorándose levemente para enfilar sus láseres contra la nave comandante pirata.

Los impactos no se hicieron esperar pero el gran navio de batalla pirata aguantó a duras penas y devolvió el fuego, concentrándose en el pequeño crucero rebelde.

A su vez, mientras los cazas rebeldes avanzaban rapidamente, los ties aprovechaban su mayor velocidad para colocarse a distancia de sus torpedos y misiles y bombardear el torpedo con toda su potencia de fuego.

La carnicería ya empezaba a cobrarse las primeras víctimas y centenares de personas de un bando u otro no verían un nuevo amanecer.





Con órdenes más que explícitas los dos gladiadores piratas se dirigieron, evitando los restos espaciales y asteroides, hacia la Mark II. Pese a encontrarse en su flanco más poderoso contaban con la velocidad y mejor maniobrabilidad. Sus armas eran de corto alcance por lo que deberian aguantar el fuego inicial y lanzarse, si sobrevivían, al combate cerrado.
Hábilmente se colocaron en una formación que garantizase que al menos una de ellas llegase hasta la codiciada fragata rebelde.





Las explosiones comenzaron a sucederse sin descanso. Los daños en el destructor estelar pirata ya habían sobrepasado los escudos debido al fuego concentrado de las tres naves rebeldes sobre ella. Por el contrario, con tan solo los cazas y el fuego del destructor este tenía que conformarse con acabar con el torpedo rebelde que se había colocado a muy corto alcance.





Con una sonora explosión el torpedo rebelde explotó en mil pedazos.
Su ataque había sido temerario... demasiado... pero su sacrificio había conseguido dañar de gravedad al destructor pirata que ahora se debatía entre el fuego de la Mark II y el Mon Calamari.

En un intento desesperado el líder pirata ordenó a los bombarderos que se centrasen en debilitar al Mon Calamari mientras los gladiadores trataban de poner fin al crucero Mark II... seria suficiente para salvar la nave insignia?





Una serie de explosiones en cadena sacudieron el maltrecho destructor estelar modificado, recorriendo todo su flanco izquierdo hasta que hizo volar por los aires el puente de mando y dejó al gigante de hierro a la deriva. Aún el fuego y el vacío se propagaban a partes iguales por su interior mientras las cápuslas de escape trataban de abandonar la zona de conflicto.

Con la nave comandante destruida los bombarderos y sus dos escoltas decidieron centrarse en causar el mayor daño posible a la nave capitan de la flota rebelde con los escuadrones de alas-x pisándoles los talones.





Pese a la gran pérdida de los Blood Skulls la flota pareció no mermar su determinación. El ataque se vió incrementado en furia y, muchas veces, en temeridades que significarían la muerte para los pilotos. Los rebeldes, sorprendidos, dieron orden de no ceder ni un metro a sus oponentes.




Tras las andanadas de disparos sonre ellos finalmente los dos gladiadores llegaron a distancia de fuego de la fragata de asalto Mark II rebelde. Los misiles de impacto y los torpedos anti navales se unieron en un tremendo despliegue de fuego sobre la nave rebelde mientras los piratas maniobraban para colocarse tras de ella.

Los daños provocados fueron demasiado y las pantallas cayeron con facilidad, internandose los proyectiles en el casco y causando daños severos.

Quiza este era el verdadero potencial pirata...





Cuando la Mark II explotó, partida en dos, el almirante Akbar sintió un atisbo de decepción. Quizá había subestimado a esos desarrapados.
Los dos gladiadores no solo habían aguantado el pesado fuego de la fragata sino que la habían destruido en apenas dos salvas de misiles lo que les dejaba solo a ellos para enfrentarse.




Con el enjambre de bombarderos sobre el pesado crucero de batalla Calamari y los escuadrones de alas-x tratando de contenerlos, Luke y sus hombres-ala se enfrentaron al avance de los dos gladiadores tratando de frenarlos. El Mon calamari era muy capaz de acabar con ellos pero su lentitud de maniobra les daba cierta ventaja... además de que los bombarderos habían acabado casi con la totalidad de sus pantallas deflectoras.

Con un "empate técnico" en el tablero y Ackbar pensando una mejor estrategia, se dio orden de replegarse a la espera de refuerzos de la cercana flota rebelde, dejando el tiempo suficiente para que los piratas pudiesen replegar sus bombarderos en los hangares y saltar al hiperespacio, olíendose la llegada de las nuevas naves enemigas.

Quizá no había vencedores en aquella contienda... quizá solo perdedores...


---


Mágnifica partida, como siempre, de entrenamiento y aprendizaje para probar la lista que dio bastante buen resultado aunque, como siempre, el problema del despliegue fue esencial.
Además los rebeldes se lanzaron muy al ataque y contaban con apenas una defensa mediocre en lo que se refiere a cazas por lo que los bombarderos pudieron hacer muy buenos resultados.

Ackbar y las naves rebeldes poseen ahora una potencia de fuego mortal... e incluso las más pequeñas y rápidas como la "torpedo" pueden causar daños terribles con las nuevas equipaciones (hasta 5 daños por turno llegó a hacer).


Lo dicho. Esperando probar otras combinaciones de listas Wink

Un saludo!

avatar
Arcoonte

Mensajes : 345
Fecha de inscripción : 09/04/2015
Localización : Alcorcon

Ver perfil de usuario http://arcoonte.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.